Alopecia androgénica

Alopecia androgénica

Existen distintos tipos de alopecia, entre las que se encuentra la alopecia androgénica. Se trata de una caída del cabello no cicatrizal que se caracteriza por la miniaturización del cuero cabelludo, debido a que éste desarrolla una sensibilidad a los andrógenos circulantes.

Esta situación reduce el tamaño del bulbo y la densidad del cabello, produciendo zonas clareadas en la cabeza y generando un cabello muy fino hasta que deja de crecer.

La alopecia androgénica es la causa más común de pérdida de cabello en la población, lo que la diferencia del resto de tipos de caída es que sus causas son genéticas y hormonales, siendo inevitable su aparición e imposible de saber en qué medida afectará a cada persona.

Sin embargo, el desarrollo de esta afección sí variará en función de cómo actúe el paciente sobre ella, por ello, es imprescindible realizar un diagnóstico temprano de la situación, puesto que nos permitirá ponerle antes solución.

Alopecia androgénica femenina

La calvicie androgenética es una de las causas más comunes de la pérdida de cabello en la mujer, llegando a afectar a un 50% de la población femenina, sobre todo en mujeres de entre 30-40 años, siendo la menopausia un momento clave en la aparición de la alopecia androgénica en la mujer.

En las mujeres no hay un desencadenante exacto de esta situación ya que en la mayor parte de los casos depende de la herencia genética de la persona. Es decir, si en su familia ha habido casos de alopecia androgénica, tanto por parte materna como por la paterna, la mujer podrá verse afectada por la misma situación.

Recuerda que en nuestro Blog tenemos un artículo sobre el injerto capilar en mujeres y sus fantásticos resultados.

Por otro lado, algunas otras razones pueden ser: la menopausia, déficit de hierro o vitaminas, anorexia nerviosa o trastornos hormonales como los ovarios poliquísticos.

Los síntomas de la alopecia androgenética femenina se visualizan de forma clara en la pérdida de densidad del cabello, formando zonas clareadas, sobre todo, en la región frontal y parietal de la cabeza, haciéndose más visible y separada la raya de la cabeza.

alopecia androgénica en los hombres

Alopecia androgénica en hombres

Los hombres son los más afectados por la alopecia androgénica. En este caso, su aparición puede darse en cualquier edad partiendo de los 18 años en adelante, momento en el que hay más cambios hormonales.

Bien es cierto que, a diferencia de las mujeres, en los hombres la causa de la alopecia androgénica es la genética, la presencia de la enzima 5-alfa-reductasa y la hormona dihidrotestosterona. Las zonas más afectadas por la alopecia androgénica son las entradas y la coronilla.

Fases de este tipo de alopecia

En la alopecia androgénica femenina existen 3 grados según la escala de Ludwig y Olsen, empezando por el nivel 1 que es el más leve, llegando al 3, tratándose de la caída más severa.

En el caso de los hombres encontramos hasta 7 fases de grados de afección dentro de la conocida escala Hamilton-Norwood, considerándose el grado 7 como el más grave.

Dentro de esta escala, se hace visible la pérdida de densidad a partir de la fase 2, momento en el que las entradas empiezan a marcarse y la coronilla a clarear. Después de esta fase, las zonas afectadas por la alopecia androgénica quedan vulnerables y más expuestas a la calvicie.

En ambos sexos, la alopecia androgenética comienza por la pérdida de densidad del cabello, llegando poco a poco a generar una melena más fina y haciendo que nunca más vuelva a crecer pelo en la zona afectada.

Tratamientos que existen

¿Cómo tratar la alopecia androgénica femenina y masculina? Una vez se empiezan a observar los síntomas de la alopecia androgénica es ideal comenzar el tratamiento para evitar que la caída del cabello vaya a más.

Entre las soluciones encontramos fármacos antiandrógenos que intentan frenar este tipo de alopecia, sin embargo, no consiguen devolver el estado natural del cabello. Por lo que, si hay zonas muy afectadas por esta situación, la opción más adecuada para recuperar el cabello es el trasplante capilar.

Con esta técnica la persona afectada, no solo recuperará su cabello, también su seguridad y confianza en sí misma. Lo más importante a tener en cuenta con esta intervención es llevar un buen postoperatorio del trasplante capilar que garantice que su salud capilar dure para siempre.

Recuerda que también existen otros tipos de alopecia como puede ser por ejemplo la alopecia difusa, que afecta por igual tanto a hombres como a mujeres.